Beneficios de los ácidos grasos Omega 3 (parte 2)

Como comentamos anteriormente, los ácidos grasos omega 3 no sólo ayudan a regular el proceso inflamatorio sino que, el consumo habitual de omega 3 (EPA y DHA) contribuye a una buena salud cardiovascular.

Además reducen los triglicéridos y la presión sanguínea en hipertensos y juegan un papel crucial en el desarrollo del cerebro y la agudeza visual.

A parte de los pescados azules, existen otras fuentes de omega 3 vegetales (ALA) como son las semillas y frutos secos, verduras de hoja, aceites vegetales ( linaza, oliva…), etc.

Últimas entradas de Eva María Hernández Pérez (ver todo)

Dejar un comentario